Los cuatro últimos ingresados en Madrid y Tenerife dan negativo por ébola