El sacerdote con ébola, preparado para regresar a España