El incendio del Windsor, 10 años después