Los edulcorantes bajos en calorías suponen una ayuda eficaz en la dieta de las personas con diabetes