En EEUU es más importante nacer rico que ser inteligente

En EEUU es más importante nacer rico que ser inteligente