"Desatado, fuera de sí, mordía a todos": los agentes incrédulos ante el menor mordedor de Elda