La mayoría de embalses de las cuencas del Guadalquivir y del Guadiana están desembalsando por si sigue lloviendo