Los embalses siguen en el entorno del 60 por ciento de su capacidad