Un empresario se pasea desnudo por Granada para luchar por la paz del mundo