El empresario malagueño hallado muerto no falleció por causas naturales