Encadenado dos años entre animales por ser epiléptico