Encapuchados queman las banderas de España, UE y Francia