Dos encapuchados con armas de fuego atracan un supermercado de Barcelona sembrando el pánico