El encargado de una gasolinera podría ir a la cárcel por el ruido que provoca su túnel de lavado