La niña encontrada en un contenedor de Murcia llegó allí cuando jugaba con otra menor