Operan a un feto de 20 semanas de una malformación congénita y sobrevive