Los ultras rusos, expertos en artes marciales y técnicas de lucha paramilitar