Los enganches ilegales de electricidad complican el invierno en la zona norte de Granada