"Por intentarlo que no quede": la misión imposible de los bomberos para cambiar el curso de la lava