La epidemia de VHI-Sida en Latinoamérica se mantiene estable en el último decenio