Un equipo de balonmano de Tenerife acoge a 11 migrantes recién llegados para ayudarles a integrarse