La erradicación de la explotación laboral de menores, en riesgo por la pandemia de COVID-19