Un erudito sostiene que Jesucristo es un mito inventado por aristócratas romanos