La erupción del volcán Llaima disminuye pero se mantiene la alerta