Crece la emisión de lava y superficie afectada sin más evacuaciones previstas