Una asociación de escoltas ayuda a mujeres maltratadas en el País Vasco