El 'escrache' de un grupo de neonazis…en una cafetería vegana