Polémica por el escrache de unos vecinos contra unos inmigrantes para protestar por los robos en Canet de Mar