El agua entra en las escuelas y anega los campos en Velilla de Ebro (Zaragoza)