El español ingresado sigue grave y todo indica que sufre una infección de la bacteria E. Coli