Los españoles aislados por el coronavirus siguen sin síntomas