Casi un 60% de los jóvenes españoles asocia el consumo de drogas a diversión, según un estudio de la FAD