El 68% de los españoles pone en riesgo su salud cuando intenta perder peso por su cuenta