Un esquiador imprudente se salva de milagro: Aferrado durante horas al borde del abismo en Canadá