Acepta cuatro años y medio de cárcel porque nunca congeló la sangre del cordón umbilical de 349 bebés