Descubierta en Barcelona una trama de alquileres turísticos tras okupar una mujer su propia casa