Los estudiantes españoles mejoran su nota aunque siguen por debajo de la media