No hay estudios que demuestren que el ébola se transmite de seres humanos a perros