Los evacuados por la crisis nuclear regresan por primera vez a sus casas