Los expertos dicen que el aumento del consumo obliga a replantear energía nuclear