Los expertos aseguran que toda persona es susceptible de sufrir un golpe de calor