Una explosión en una fábrica de China deja 68 muertos y más de 180 heridos