La explosión en un almacén clandestino de pirotecnia devasta una aldea de Pontevedra y deja un muerto