Se salva de los dos atentados de Bruselas por cinco minutos