La exposición a campos electromagnéticos puedes elevar el riesgo de desarrollar asma