Expulsados del instituto buscan una segunda oportunidad