Valdemoro contiene el miedo al convertirse en el gran foco de coronavirus de Madrid