Uno de los fallecidos por el segundo terremoto de Lorca es un menor de edad