Los fallecidos por el tsunami y el terremoto superan los 14.000 personas