La familia de Blanca mantiene la esperanza: "Es una tía luchadora"